que venga el día

«...Y sentao junto al jogón / a esperar que venga el día / al cimarrón se prendía / hasta ponerse rechoncho / mientras su china dormía / tapadita con su poncho»

7/7/09

VIRUS FABRICADOS

















1

Sin duda parte del problema de la supuesta epidemia tiene su origen en el modo industrial como crían actualmente a los animales (cerdos incluidos) que representa el caldo de cultivo perfecto para que se desarrollen toda clase de agentes patógenos incluidos los nuevos virus.

Las granjas actuales se han convertido en auténticos campos de concentración animales. Estas fábricas de carne hacen palidecer las condiciones de explotación que describía el cerdo napoleón en su célebre discurso que propició la rebelión en la granja de Georges Orwell.

Para empezar su sucio periplo en este mundo los cerdos nacen por inseminación artificial lo que ya de entrada empobrece la variabilidad genética de los animales. Nada mas nacer se les inyectan inmediatamente vacunas (igual que a los humanos). Se les administran antibióticos para que resistan a las enfermedades que propicia su forma de cría aberrante. También se les dan otros medicamentos estimulantes, hormonas para que crezcan y engorden lo mas rápido posible.

Los cerdos viven prácticamente inmóviles en cubículos donde se hacinan en jaulas tan pequeñas que no pueden girarse.


No hay luz solar, paja, tierra o aire fresco. La temperatura es sofocante y el aire venenoso debido a los insecticidas con los que se les rocía regularmente. Por eso en las instalaciones se usan ventiladores las 24 horas del día para sacar el aire contaminado, evitar la muerte de los cerdos y mandarlo a las comunidades vecinas.

Los animales se alimentan con maíz amarillo y soja transgénicos además de deshechos de las granjas avícolas.

Los suelos son listones para permitir que los excrementos y orines caigan en un hoyo junto con abortos, cadáveres de los lechones aplastados por sus madres.

Muchos son los que no soportan esa cochina vida y mueren antes de llegar al matadero (un estudio señala que el diez por ciento). Algunos cadáveres son llevados a plantas de donde son molidos para aportar un complemento alimenticio caníbal a los cerdos de las granjas mientras que otros son arrojados en grandes pozos abiertos llamados "agujeros de muertos", donde entran en descomposición se hinchan y explotan.

Un cerdo produce mas de tres veces la cantidad en peso de mierda que una persona adulta. De modo que junto a las fábricas se acumulan inmensos mares de mierda en gigantescas piscinas al aire libre cuyos aromas recorren kilómetros llevando no solo el olor sino también partículas microscópicas y virus a las poblaciones que tienen la desgracia de vivir cerca de ellos.

Cada gramo de excremento de un cerdo industrial contiene 100 millones de bacterias coliformes, salmonella, cryptosporidium, giardia, además de un amplio surtido de hongos y virus, residuos de drogas y pesticidas tóxicos, cianuro, fósforo, nitratos y metales pesados.

Todo este cóctel venenoso fermenta e interacciona a sus anchas en las piscinas de color rosado produciendo gases tóxicos incluyendo amoníaco, metano, sulfuro de hidrógeno, monóxido y dióxido de carbono. Muchos trabajadores han muerto al respirarlos o al caer en las piscinas, de forma que hay un consenso en que si esto se produce es inútil intentar salvarlo.

El nitrógeno emitido a toneladas, el fósforo y el amoniaco llegan a los ríos y lagos privándolos de oxígeno, estimulando la proliferación de algas y desencadenando la muerte de peces y animales acuáticos. Otro de los mecanismos por los que esto se produce es la proliferación de Pfiesteria piscicida. Este protozoodegrada la piel y come la carne del pez que desarrolla hemorragias, llagas y mueren rápidamente. Curiosamente la Pfiesteria fue descubierta en 1988 por investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte donde abundan las granjas industriales y donde los cerdos son más numerosos que las personas.

lea nota completa:
Lo que no te cuentan sobre la Gripe porcina



2
Un revelador trabajo de investigación del Informativo Pacífica, elaborado por el colectivo periodístico con base en California Pueblos Sin Fronteras, plantea varias interrogantes que los medios hegemónicos de comunicación han obviado, en su afán por generar terror entre la población.

¿Cuál es el origen del nuevo virus que ya ha matado a más de cien personas en México? ¿A quién beneficia esta epidemia? ¿Qué otras noticias está sepultando? ¿Para qué se está utilizando la emergencia en México?

El reporte de Fernando Velázquez menciona un artículo de la investigadora Lori Price en el sitio web: Globalresearch.ca, titulado "La gripe acaba con los memos de la tortura", en el que ésta señala que la influenza porcina, fabricada probablemente en laboratorios militares de Estados Unidos, ha acabado con la noticia de los memos sobre la tortura ordenada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) contra prisioneros en Guantánamo, Abu Ghraib, y cárceles secretas.

El artículo mencionado señala que un investigador de biodefensa indonesio declaró el año pasado que Estados Unidos ya podía fabricar armas biológicas en el laboratorio de Los Álamos, usando muestras de la gripe aviar enviadas por Indonesia a la Organización Mundial de la Salud. Detalles sobre el tema aparecen en el libro "Es tiempo de que cambie el mundo: manos divinas detrás de la gripe aviar", escrito por el ministro de Salud indonesio.

Lori Price subraya que la actual histeria provocada por el virus porcino podría dar grandes ganancias a Donald Rumsfeld. El ex secretario de Defensa de Bush es directivo desde hace 20 años del laboratorio Gilead Sciences, Inc. la firma con sede en California que fabrica y tiene los derechos de "Tamiflu", el supuesto remedio contra la influenza que aterroriza al mundo.

Fernando Velázquez también entrevistó para su reporte al periodista Ralph Schoenman, productor del programa radial "Taking Aim" (Apuntando) que se transmite en la emisora WBAI de Nueva York. Schoenman afirma que los laboratorios militarizados a lo largo de Estados Unidos han estado perfeccionando armas biológicas con los virus porcino, aviar, el asiático y otras enfermedades para las que no hay respuesta inmunológica.

"En laboratorios de nivel 4 y 5 en todo el país las enfermedades más virulentas han sido alteradas de tal forma que no hay defensa contra ellas, y han sido arrojadas en varias partes del mundo. Se han dispersado en África, y han sido monitoreadas por militares estadounidenses", afirma Schoenman.

Velázquez también menciona en su reporte el libro "Clouds of Secrecy" (Nubes de secretos), del profesor de políticas de Salud Pública Leonard Cole, quien documenta que por 40 años el Pentágono ha estado esparciendo billones de vacilos I en el metro de Nueva York, en las escuelas públicas de Minneapolis y Saint Louis y, en particular, en la bahía de San Francisco. En esa ciudad, los efectos fueron un incremento en un 10% de meningitis de la espina dorsal. El número de personas impactadas por el vacilo I asciende a 10 millones.

Velázquez recuerda el libro "Matando la esperanza", donde William Bloom describe que en 1971 la central de inteligencia proveyó a exiliados cubanos con un virus que causa fiebre porcina africana. Seis semanas después, un brote de la enfermedad obligó al gobierno cubano a sacrificar a medio millón de puercos. Diez años después la población fue atacada por una epidemia de dengue transmitida por mosquitos, que se extendió por la isla enfermando a más de 300 mil personas y matando a 158 (de los que más de un centenar eran niños menores de 15 años).

Reporta también Fernando Velázquez que documentos desclasificados en 1956 y 1958 revelan que el ejército estadounidense crió grandes cantidades de mosquitos en La Florida y en Georgia para ver si los insectos podían ser usados como armas diseminando enfermedades, y que en 1969 más de 500 estudiantes de 36 países se graduaron en cursos sobre guerra epidemiológica en la escuela de química del ejército en Fort McClellan en Alabama.



























Lea también:

LA VERDAD SOBRE LA GRIPE PORCINA
(en http://lacosaylacausa.blogspot.com/)


La influenza porcina tiene sus raíces en el sistema de cría industrial de animales, dominado por grandes empresas trasnacionales.
(en http://deciloquequierass.blogspot.com/)




2 comentarios:

  1. Es el informe mas estupido que leí, vos sos de los clasicos que no apoyan las producciones de carne intensivas, pero le encanta comer un cerdo o un pedazo de carne. No tengo ganas de ponerme en detalle pero no podes presentar este informe donde estas equivocado en un 60 % y estas en lo cierto (sobre los mares y contaminación) en un 40%. Culpa de personas como vos que baja fotitos de internet y saca la info de la wiki, y en funcion a eso arma un "informe", es que se alarma a la gente sobre la gripe "A", (no porcina)deja de repetir lo que dice la TV "tonto", e informate bien sobre el tema de la gripe A y no le heches toda la culpa a los cerdos por que lo leiste en un frase. Ignorante
    Ing. Civil Marco G.

    ResponderEliminar
  2. este ingeniero civil es medio nabo, no entendio nada de la nota y opina como si fuese arquitecto y seguro construye peor que un maestro mayor de obras, todos iguales los ingenieros, estupidos....

    ResponderEliminar