que venga el día

«...Y sentao junto al jogón / a esperar que venga el día / al cimarrón se prendía / hasta ponerse rechoncho / mientras su china dormía / tapadita con su poncho»

12/3/09

NEOLIBERALISMO y CRISIS



Estamos viviendo la primera gran crisis del Capitalismo, del siglo XXI. Ya había experiencia, en el siglo XX hubo dos grandes crisis: la de 1929 y la de los años 70. Todas las crisis del Capitalismo se tratan de crisis de rentabilidad, y por eso la discusión se centra en quién paga los platos rotos: ¿Quién pierde?

En los años 70, hubo mas de 20 golpes militares en latinoamérica. Los poderes ecónomicos utilizaron a las fuerzas armadas para que las crisis las pagaran los pueblos de la patria grande con hambre y desocupación. Hoy, los gobiernos democráticos de la región, enfrentan al NEOLIBERALISMO, con medidas políticas y económicas a favor de sus pueblos y afectando los intereses de las corporaciones transnacionales y del capital financiero especulativo.



«... La diferencia entre ellos y todos nosotros, no está en las bolsas de unos y otros. Aunque las bolsas de ellos rebosan de monedas y las nuestras de esperanzas. No, la diferencia no está en la billetera, sino en el corazón. Ustedes y nosotros tenemos en el corazón un mañana por venir, es decir, por construir. Ellos sólo tienen un pasado que quieren repetir eternamente.

» Nosotros tenemos la vida, ellos la muerte. Nosotros luchamos por la humanidad, ellos por el NEOLIBERALISMO. Nosotros queremos la libertad, ellos quieren hacernos esclavos. No es la primera vez, ni será la última, que quienes se piensan dueños del planeta tienen que esconderse detrás de sus altos muros y de sus patéticas fuerzas de seguridad, para hacer sus planes. Como en una guerra, el alto mando de ese Ejército Transnacional que se propone conquistar el mundo de la única forma que es posible conquistarlo, es decir, destruyéndolo, se reúne bajo un sistema de seguridad tan grande como su miedo.

» La globalización de quienes son arriba no es más que una máquina mundial que se alimenta con sangre y defeca dólares. Y en la complicada balanza que traduce muertes en dinero, hay un grupo de seres humanos que se cotiza a muy bajo precio en la carnicería global. Somos los indígenas, los jóvenes, las mujeres, los niños, los ancianos, los homosexuales, las lesbianas, los migrantes, los diferentes. Es decir, la inmensa mayoría de la humanidad.

» La Guerra Mundial del poderoso quiere convertir al planeta Tierra en un club exclusivo donde él se reserva el derecho de admisión. La zona lujosa y exclusiva en la que se reúnen ahora representa su proyecto de globo terráqueo: un complejo de hoteles, restaurantes y zonas recreativas de lujo, resguardado por ejércitos y policías. Para el poderoso todos nosotros tenemos la opción de estar dentro de esa zona exclusiva pero sólo como sirvientes, o quedar fuera del mundo, es decir, de la vida.

» Hermanos y hermanas: En el mundo entero hay en disputa dos proyectos de globalización. El de arriba, que globaliza el conformismo, el cinismo, la estupidez, la guerra, la destrucción, la muerte, el olvido. Y el de abajo que globaliza la rebeldía, la esperanza, la creatividad, la inteligencia, la imaginación, la vida, la memoria, la construcción de un mundo donde quepan todos los mundos. Un mundo con ¡Democracia! ¡Libertad! ¡Justicia!».

Subcomandante Insurgente Marcos



En la república hermana de Bolivia, los grupos económicos transnacionales intentan presionar al gobierno. Los líderes conservadores de las provincias orientales, ricas en gas natural y otros recursos naturales, han amenazado con la secesión si Morales resuelve desmantelar el neoliberalismo que siempre imperó en el altiplano. Por eso la resistencia de los grupos fascistas de"la media luna" boliviana contra el gobierno popular de Evo Morales...


«... Vamos a sepultar al NEOLIBERALISMO y vamos a enfrentar con la fuerza del pueblo al imperialismo norteamericano. No sólo debemos nacionalizar los recursos naturales sino los tres poderes del Estado: el Ejecutivo, el Judicial y el Parlamento, para que dejen de servir a intereses transnacionales ».
Evo Morales
presidente de Bolivia


En Argentina, los sectores agroexportadores que siempre se enriquecieron con las políticas neoliberales, la Sociedad Rural, los grupos económicos relacionados a la soja y los medios de confusión masiva como La Nación y Clarín, se oponen al gobierno nacional porque no quieren dejar de ganar, quieren que la crisis la paguen los trabajadores. No quieren pagar impueston ni retenciones, prefieren el ajuste fiscal y la inflación, la deuda externa y la rebaja de salarios: las políticas que aplicaron la Dictadura, Menem, Cavallo y De la Rua...

« ...Los sectores NEOLIBERALES y al poder económico tratan de deslegitimar los Gobiernos progresistas de América Latina. En nuestros países tenemos enfrentamientos claros y concretos con los sectores concentrados de la economía y con los sectores NEOLIBERALES, que no pueden ganar elecciones y tratan de quitarle la legitimidad a movimientos regionales y populares que son capaces de encarar la transformación en nuestra región. Latinoamérica se encuentra actualmente en una encrucijada, donde debe elegir si va a seguir siendo políticamente correcta, o si tiene la capacidad transgresora de cambiar las reglas del juego ».

Néstor Kirchner
ex presidente argentino


En Venezuela, las clases medias y acomodadas se enfrentan al gobierno de Hugo Chavez por las mismas razones que los empresarios agromediáticos y la oposición de derecha (toda la oposición) lo hacen en Argentina, el reparto de la torta, la distribución de la riqueza. Los medios de información que son propiedad de empresarios privados, tienden a calificar de "populista" todos y cada uno de los proyectos que no se basan en el apoyo o aceptación de la explotación del trabajo. Es una curiosa paradoja que en un país donde el gobierno es apoyado por casi dos tercios de la población (según los resultados de las elecciones presidenciales de diciembre de 2006), la gran mayoría de los medios de comunicación están haciendo campaña activa contra él.


« ...Nuestros paises, los que asumimos de verdad los caminos del desarrollo del ser humano, tenemos que enfrentar a las élites que han destrozado buena parte del mundo. El desarrollo sustentable, se ha dicho mucho de esto, pero yo quiero preguntarles de qué desarrollo estamos hablando. Es que pretendemos seguir hablando del modelo NEOLIBERAL, ese que ha producido entre otras cosas estadisticas horrorosas, como aquella de que cada minuto, se mueren 17 personas de hambre en el mundo. Es que pretendemos seguir hablando de ese modelo neoliberal, que coloca a la pobreza como causa del subdesarrollo, como obstaculo para el desarrollo, en vez de reconocer definitivamente que la pobreza es una consecuencia de los modelos de desarrollo impuestos en el mundo por los poderosos ».

Hugo Chavez
presidente de Venezuela


Pero ¿Qué es el Neoliberalismo?

El Neoliberalismo es la desaparición del Estado en la economía y la política de nuestros pueblos, transformándose en un servil administrador y recaudador de impuestos en beneficio de las grandes corporaciones económicas y financieras que hacen sus negocios en los paises de Latinoamérica, sin control e impunemente, provocando desocupación, hambre, miseria y delincuencia en los sectores mas desprotegidos de nuestras sociedades. El verdadero gobernante es el MERCADO y sus socios: los medios de comunicación, los empresarios privados y políticos reaccionarios (Mesa de Enlace, Coalición Civica, PRO, UCR, Solá, De Narváez...)

En noviembre de 1989, John Williamson presentó un documento llamado "What Washington Means by Policy Reform" ("Lo que Washington quiere decir por una reforma de las políticas") elaborado como documento de trabajo para una conferencia organizada por el Institute for International Economics. Williamson propone una lista de 10 políticas que eran más o menos aceptadas por todo el mundo en Washington y lo tituló el Consenso de Washington.

Lo paradógico es que consenso significa acuerdo, y en realidad los pueblos latinoamericanos (que sufrieron las políticas de achicamiento del Estado y la mano del mercado) no fueron consultados y si pudieran elegir, jamás estarían de acuerdo en ser empobrecidos a manos de industriales y financistas especuladores.

Ese paquete de medidas económicas, originalmente estaba pensado para los países latinoamericanos, pero con los años se convirtió en un programa general:

1. Disciplina fiscal
2. Reordenamiento de las prioridades del gasto público
3. Reforma Impositiva
4. Liberalización de las tasas de interés
5. Una tasa de cambio competitiva
6. Liberalización del comercio internacional (trade liberalization)
7. Liberalización de la entrada de inversiones extranjeras directas
8. Privatización
9. Desregulación
10. Derechos de propiedad

Carlos Saúl Menem tomó al pie de la letra esos "consejos", y engañando a quienes lo votaron aplicó las políticas NEOLIBERALES que venían desde Washington. Lo que había empezado con la Dictadura, a sangre y muerte, y las ideas de Jose Alfredo Martinez de Hoz, siguió con la democracia domesticada de Alfonsín, Menem y De la Rua, siempre con la nefasta presencia de Domingo Felipe Cavallo, como ministro de economía e ideólogo del plan de enajenación nacional.





Hoy, el NEOLIBERALISMO sigue intacto en nuestro país, con un fiel exponente de la derecha argentina: Mauricio Macri. Hijo de Franco Macri, un empresario que se hizo rico chupándole la sangre al Estado argentino en manos de gobernantes corruptos. Macri, en el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, está aplicando las mismas políticas que prescribía el Consenso de Washington. Hay negocios con empresarios privados amigos (arreglos de plazas, calles y veredas), pero el Estado porteño desapareció de sus funciones primordiales: Salud, Educación, Vivienda, Transporte, Cultura. Por ejemplo, subejecuta los distintos presupuestos en detrimento del transporte (ni un metro de construcción de subtes), la salud y la educación públicas pero favorece los negocios privados. Aumentó el ABL en forma alarmante, pero las escuelas públicas no tienen gas ni agua. Recorta los salarios docentes pero aumenta los sueldos de sus funcionarios...



« El NEOLIBERALISMO es la negación de la democracia en el sentido estricto de lo que este concepto encierra; pues constituye un instrumento de dominio que se vincula fundamentalmente a la competencia política y a la sucesión de gobernantes, cerrando las opciones a los pueblos. La “democracia neoliberal” está vacía en su contenido, al abandonar el Estado parte significativa de sus responsabilidades hacia el conjunto de la sociedad y los intereses nacionales, al renunciar a la justicia social y abrazar las ideas de la “soberanía limitada” ante los intereses de las grandes potencias y su permanente intervención e injerencia en los asuntos internos de los Estados.

» El NEOLIBERALISMO conduce al establecimiento de un modelo de democracia que responde en primer lugar a los intereses de los que tienen la riqueza y el poder independientemente de que la envoltura del Estado sea el régimen democrático parlamentario o el autoritarismo. La implementación de la ideología neoliberal exige un cambio de mentalidad de la ciudadanía de manera que los intereses privados se perciban desvinculados de los intereses públicos, de tal manera que la política se convierta en algo privativo de los sectores privilegiados. La sociedad debe funcionar sobre la base de los intereses individuales supuestamente sincronizados con el mercado » .

"El Neoliberalismo: Plataforma Programática del Capitalismo actual".
(Pedro Alfonso Leonard y Willman Cedeño CHávez).



« ... la historia siempre tiene causalidades, aquel derrumbe del muro de Berlín hizo creer a algunos o caer a algunos en los mismos fundamentalismos en que habían caído quienes habían construido esos muros, los mismos, aquellos que presuponían que el Estado todo podía resolver y que poco tenía que ver lo que quería cada ciudadano o cada ciudadana, y luego este otro modelo que se impuso en lo que podemos llamar fundamentalismo de mercado, en el cual el Estado debía desaparecer, el mercado, el correcto asignador de recursos, la política casi una tarea de administrar lo que se tenía y fundamentalmente más que compromiso de transformación, resignación y acomodamiento de lo que se tenía.

» Los paradigmas han caído y vemos todos los días noticias que agobian, caídas de bancos, despidos masivos, fábricas quebradas. Y los que toda la vida pronosticaron lo que iba a pasar sobre nosotros, sobre ellos, sobre el mundo y sobre la historia, no aciertan en ninguna de las medidas, en ninguno de los diagnósticos. Quienes fueron los causantes de esta crisis no pueden tener la capacidad intelectual de formular alternativas y soluciones diferentes. Mucho tiempo de pensamiento único rechazando toda otra alternativa, nos obliga a todos nosotros a ejercitar una fuerza diferente para encontrar alternativas a un mundo que se ha derrumbado ».


Daniel Mancuso


No hay comentarios:

Publicar un comentario