que venga el día

«...Y sentao junto al jogón / a esperar que venga el día / al cimarrón se prendía / hasta ponerse rechoncho / mientras su china dormía / tapadita con su poncho»

26/2/09

El imperio





Desde su nacimiento como nación independiente, los EE.UU. han sido los protagonistas del momento histórico que les toco transitar y de su sistema económico imperante: el capitalismo. En 1776, con la Declaración de Independencia, las 13 Colonias inglesas en Norteamérica, entonces en guerra contra Gran Bretaña, establecen su independencia de este reino. La nueva nación que emerge de esta declaración fue los Estados Unidos de América. La declaración fue elaborada por Thomas Jefferson, entre junio y julio de 1776, durante la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos y fue ratificada por el Congreso Continental el día 4 de julio de 1776 en Philadelphia.

A partir de allí, La importancia de los movimientos de EE.UU. en el ajedrez mundial es fundamental, porque su política interna y externa, siempre tuvo rasgos de liderazgo, de potencia, de imperio.

El descubrimiento de América, por parte de los europeos, fue la oportunidad histórica para la apertura de nuevos mercados y dio al comercio, a la navegación y a la industria un auge nunca visto y con ello un rápido desarrollo revolucionario de la sociedad feudal en descomposición.

Los maestros gremiales fueron desplazados por la clase media industrial, la división del trabajo entre las diferentes corporaciones dio paso a la división del trabajo dentro de cada taller. El crecimiento de los mercados propició la revolución industrial, y la manufactura cedió el puesto a la gran industria. La clase media industrial fue desplazada por la burguesía. La burguesía se desarrolla junto con el progreso industrial y la ampliación del comercio.

Cada fase de desarrollo iba de la mano del correspondiente progreso político. El poder estatal equivale al Consejo de Administración de los intereses generales de la burguesía, habiendo desempeñado ésta un papel en la historia eminentemente revolucionario, y con su llegada al poder ha destruido todas las relaciones feudales. Ha establecido como única libertad la del libre comercio. Ha sustituido la explotación envuelta en ilusiones religiosas y políticas por la explotación descarada y directa.

Su existencia se basa en la revolución constante de los medios de producción, al contrario que ocurría en el antiguo sistema de producción basado en la tradición. La necesidad de vender en mercados cada vez más amplios empuja a la burguesía a los más apartados rincones del planeta en los que implanta su sistema económico. La creación de un comercio universal repercute en que los productos culturales de las diferentes naciones se convierten en un bien común. La burguesía arrastra a la civilización a todas las naciones, incluidas las más bárbaras, es decir, la burguesía se crea un mundo hecho a su imagen y semejanza. (Karl Marx)


Es maravillosamente sabio el diagnóstico del filósofo aleman: Como si todo lo que hubo escrito hubiese sido desarrollado pensando en los Estados Unidos. Todo el análisis de Marx va como anillo al dedo con el comportamiento norteamericano, fundamentalmente para con las demás naciones de la tierra:

  • Somete al campo al dominio de la ciudad...
  • Crea ciudades enormes...
  • Somete a las naciones bárbaras al dominio de las civilizadas...
  • Concentra la producción y la propiedad en pocas manos, lo que necesita de una centralización política ...



La Doctrina Monroe

Cuando en 1823, James Monroe, quinto presidente de USA, expuso su "América para los americanos" en su mentada "doctrina MONROE", se decía que su finalidad era dar un mensaje a las potencias europeas para establecer que los Estados Unidos no tolerarían ninguna interferencia o intromisión de las potencias europeas en América.

La doctrina fue presentada por el presidente James Monroe durante su séptimo discurso al Congreso, sobre el Estado de la Unión. Fue un momento definitorio en la política exterior de los Estados Unidos, la doctrina fue concebida por sus autores, entre ellos John Quincy Adams, como una proclamación directa de los Estados Unidos en oposición al colonialismo. ¿Oposición al colonialismo? Increible.

En la declaración había tres principios que conforman el espíritu de la doctrina:

1. Las potencias europeas no tienen derecho de intervenir en los asuntos interiores de los Estados americanos.

2. Toda intervención de esta clase será considerada como una amenaza hostil y un peligro para los Estados Unidos.

3. La fundación de colonias en América es inadmisible, por hallarse ya repartido todo el Continente americano entre Estados civilizados.

Luego de las innumerables intervenciones e invasiones Norteamericanas en nuestro continente está claro que la "Doctrina Monroe" se transformó de «América para los americanos» y pasó a ser, en la práctica: «América para los americanos del Norte».


Corolario Roosevelt

Al comienzo del siglo XX Estados Unidos afirmó su Doctrina del destino manifiesto y se transformó en gran Potencia, con una línea de fuerte y descarado intervencionismo en su política exterior.

En 1902, Roosevelt pronuncia un discurso sobre política exterior, en el que utiliza una fórmula que se hizo famosa: "Hay que hablar tranquilamente a la vez que se sostiene un gran garrote" (Doctrina del Big Stick).

Así, el presidente Theodore Roosevelt emitió el Corolario de 1904 (Corolario Roosevelt) afirmando que, si un país americano situado bajo la influencia de los
EE.UU. amenazaba o ponía en peligro los derechos o propiedades de ciudadanos o empresas estadounidenses, el gobierno de EE.UU. estaba obligado a intervenir en los asuntos internos del país "desquiciado" para reordenarlo, restableciendo los derechos y el patrimonio de su ciudadanía y sus empresas. Este corolario supuso, en realidad, una carta blanca para la intervención de Estados Unidos en América Latina y el Caribe.

El corolario de Roosevelt es una sustancial alteración (llamada “enmienda”) a la Doctrina Monroe por parte del presidente de los Estados Unidos de América Theodore Roosevelt. En su estado alterado, la Doctrina de Monroe ahora consideraría a América Latina como agencia para expandir los intereses comerciales de los Estados Unidos en la región, unidos a su propuesto propósito original, de mantener a la hegemonía europea fuera del hemisferio.

En esta enmienda el presidente de EE.UU. afirmó que si un país latinoamericano situado bajo la influencia de los
EE.UU.amenazaba o ponía en peligro los derechos o propiedades de ciudadanos o empresas estadounidenses, el gobierno de EE.UU. estaba obligado a intervenir en los asuntos internos del país "desquiciado" para reordenarlo, restableciendo los derechos y el patrimonio de su ciudadanía y sus empresas.

Este corolario fue, en realidad, una carta blanca para la intervención de Estados Unidos en América Latina y el Caribe y estableció efectivamente derechos "neocoloniales" de
EE.UU. sobre paises de la region, derechos similares a los que tanto Inglaterra como Francia se otorgaban a si mismos, sobre los paises de sus areas de influencia de acuerdo a los tratados de la "entente cordiale"(tratado de no agresión y regulación de la expansión colonial, ratificado mediante una serie de acuerdos firmados entre Reino Unido y Francia, el 8 de abril de 1904).


La Doctrina Truman

La Doctrina Truman establecía que los Estados Unidos podían dar apoyo a "personas libres que están resistiendo los intentos de dominio por minorías armadas o por presiones exteriores", siendo estas ideas de ferviente tendencia anticomunista dado el contexto en el que se hallaban, hasta llegar al punto de un fanatismo persecutorio de cualquier movimiento con olor a izquierda política.

El presidente Harry S. Truman hizo la proclamación de esta doctrina en su presentación ante el congreso el 12 de marzo de 1947, estando por entonces en curso la crisis de la Guerra Civil Griega (1946-1949). Los ingleses habían notificado a la Casa Blanca que no podían continuar apoyando al gobierno griego contra las guerrillas comunistas ni podían ayudar económicamente a Turquía. La doctrina se promulgó específicamente con el ánimo de proporcionar soporte intervencionista a gobiernos que resistían frente al comunismo.


ALGUNAS
«INTERVENCIONES» AQUÍ Y ALLÁ

(...)

1941: Guyana Holandesa: en noviembre el jefe de la Casa Blanca ordenó la ocupación militar de la Guyana Holandesa por tropas norteamericanas por acuerdo con el gobierno holandés en exilio. Brasil cooperó para proteger el aluminio de las minas en Surinam.

1941: Islandia: tomada bajo la protección de Estados Unidos, con el acuerdo y consentimiento de su gobierno por razones estratégicas.

1941: Alemania: el presidente ordena patrullar Europa. En julio, barcos de guerra de Estados Unidos estaban atacando submarinos alemanes. No había autorización del Congreso para la declaración de guerra.

1945: Segunda Guerra Mundial. Estados Unidos hace estallar dos bombas atómicas en Japón: Hiroshima y Nagasaki. Dos ciudades destruídas, Miles de muertos civiles, niños, ancianos... un verdadero genocidio, una masacre.

1948: El presidente Truman envía la primera misión de entrenamiento militar a El Salvador.

1950: El plan Ajax permite el derrocamiento exitoso del presidente Mussadegh de Irán.

1953-1954: El presidente Eisenhower aprueba y ejecuta la operación P.B. Success para derrocar el presidente Jacobo Arbenz, de la República de Guatemala.

1959-1973:
Guerra de Vietnam. El gobierno de Vietnam del Sur contó con la ayuda de Estados Unidos, cuyo gobierno firmó en abril 1961 un tratado de amistad y cooperación con este país; en diciembre del mismo año, el presidente J. F. Kennedy se comprometió a colaborar para mantener su independencia, "amenazada por la expansión del comunismo de la China de Mao".

A comienzos de 1964, el presidente de Estados Unidos, Lyndon B. Johnson, aprobó el bombardeo sistemático de Vietnam del Norte y el envío de tropas de combate a Vietnam del Sur, con lo que se inició la implicación de Estados Unidos en la Guerra de Vietnam, que tan nefastas consecuencias trajo en la historia política de este país, junto a la destrucción y las víctimas civiles muertas.

El amplio uso que hizo Estados Unidos de armas químicas como el napalm, mutiló y mató a miles de civiles; en tanto que el empleo de defoliantes, principalmente el llamado “agente naranja” utilizado para eliminar la cobertura vegetal, no sólo devastó el medio ambiente de un país esencialmente agrícola, sino que dejó perjudiciales secuelas para la salud física de los seres humanos —vietnamitas y estadounidenses— que estuvieron en contacto con ese agente químico.

Como resultado de ocho años de utilización de estas tácticas bélicas, se estima que murieron más de 2 millones de vietnamitas, tres millones fueron heridos y cientos de miles de niños quedaron huérfanos. La pobla­ción refugiada se ha calculado en 12 millones de personas; entre abril de 1975 y julio de 1982 aproximadamente 1.218.000 refugiados fueron reubicados en más de 16 países; otros 500 000 intentaron huir de Vietnam por mar, pero murió aproximadamente entre 10 y 15%, y los que sobrevivieron se enfrentaron más tarde con las trabas y cuotas de inmigra­ción, incluso en aquellos países que habían aceptado acogerlos.

1982: Guerra de Malvinas. Los EE.UU. propocionaron inteligencia a los ingleses.También, equipamiento militar, logística. Además, impulsaron y prohibieron la venta de equipamiento militar a la Argentina, al igual que Europa, aunque Alemania y Francia se abstuvieron de cumplir con el embargo.

1983:
Invasión de Granada. que comenzó a las 05:00 el 25 de octubre, fue la primera gran operación realizada por el ejército de EE.UU. desde la Guerra de Vietnam. La lucha continuó durante varios días y el número total de tropas norteamericanas alcanzó unas 7.000 junto con 300 tropas de la OECS. La fuerzas invasoras encontraron unos 1.500 soldados granadinos y unos 700 cubanos, la mayoria eran obreros de la construcción y algunos ingenieros militares. No hay evidencias que personal militar de otros países estuviera en Granada.

1990-1991: Guerra del Golfo Pérsico. También, simplemente Guerra del Golfo, fue la guerra entre Iraq y una coalición internacional (compuesta por 34 naciones) pero liderada por Estados Unidos, como respuesta a la invasión y anexión del emirato de Kuwait por parte de Irak. También se la conoce como Operación Tormenta del desierto, nombre de la campaña orquestada por Estados Unidos.

La guerra comenzó con la invasión iraquí a Kuwait el 2 de agosto de 1990, la cual fue inmediatamente sancionada económicamente por las Naciones Unidas. Las hostilidades comenzaron en enero de 1991, dando como resultado una crucial victoria para las fuerzas de la coalición, lo cual condujo a que las tropas Iraquíes abandonaran Kuwait dejando un saldo muy alto de víctimas humanas. Las principales batallas fueron combates aéreos y terrestres dentro de Iraq, Kuwait, y la frontera de Arabia Saudita. Fue la famosa guerra por la CNN. No se vio nunca un muerto, solo luces en el cielo oscuro de Bagdad. Las cámaras de Televisión enviaban las imágenes a todo el planeta. Una GRAN victoria simbólica de EE.UU. en el inconciente colectivo mundial. Así, la guerra resultóa más humana, no se ve sangre. Todo está bien.


2001: Guerra en Afganistán. Denominada por el mando estadounidense como "Operación Libertad Duradera", se inició el 7 de octubre, después de que Estados Unidos acusara al régimen talibán Afgano de ocultar a Osama bin Laden a quien los EE.UU. responsabilizan de los atentados del 11 de septiembre. Estados Unidos y numerosos países aliados procedieron a invadir y ocupar el país.

2003: Invasión de Iraq. Entre el 19 de marzo y el 1 de mayo, los Estados Unidos, respaldados por fuerzas británicas y pequeños contigentes de Australia, Polonia y Dinamarca invaden Irak. George W. Bush y el Primer Ministro del Reino Unido, Tony Blair, argumentaban razones para la invasión: "desarmar a Iraq de armas de destrucción masiva (ADM), poner fin al apoyo brindado por Saddam Husein al terrorismo, y lograr la libertad al pueblo iraquí." Nunca se encontraron las armas químicas.
por


No hay comentarios:

Publicar un comentario