que venga el día

«...Y sentao junto al jogón / a esperar que venga el día / al cimarrón se prendía / hasta ponerse rechoncho / mientras su china dormía / tapadita con su poncho»

24/11/12

JUEZ GRIESA DESDE EUROPA








Argentina corre riesgo de caer en suspensión de pagos en diciembre, aunque no necesariamente lo hará. No es que el país sudamericano tenga una deuda equivalente al 175% de su PIB, como la griega. Al contrario, se encuentra en su nivel más bajo de los últimos 35 años, en términos netos en el 19% del PIB, mucho menos que el 92% español.

Sin embargo, un juez de Nueva York, Thomas Griesa, ha establecido que si no le paga a los acreedores que tienen bonos impagos desde 2001 tampoco podrá abonar a los que aceptaron en 2005 y 2010 la reestructuración con quitas de más del 50% de esos mismos títulos. Y como la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, se niega a pagar el 100% adeudado al 7% que se quedó fuera de esa reestructuración, con el argumento de que sería injusto para el 93% que la aceptó, entonces este país sudamericano puede verse obligado a dejar de pagarle a estos últimos. Pero Argentina apelará la decisión del juez y además se especula con la opción de que pague lo debido en otro país, de modo de esquivar el fallo. El 7% de la deuda no reestructurada se reparte así:

El 36% son bonos en euros que en general pertenecen a inversores europeos. La mayoría son ahorradores italianos que en muchos casos engañados por los bancos de su país creyeron en 2000 o 2001 que invertían en papeles muy rentables, pero seguros. Como la justicia de Italia no les permitió demandar allí al Estado argentino, han recurrido al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).

El 33% son títulos en dólares que están en poder de inversores institucionales de EE UU y ahorradores argentinos. Son acreedores que también habían comprado los bonos antes de la suspensión de pagos y han iniciado demandas en Nueva York.

El 27% son bonos en dólares que están en manos de los llamados fondos buitre, que se dedican a comprar deuda en suspensión de pagos, a precios bajísimos, y después litigan para cobrar el 100% de lo debido. El fallo de Griesa se refiere a una demanda presentada por dos fondos buitre y ahorradores argentinos. El 2% son títulos en pesos en manos de argentinos. Las demandas en el país sudamericano no han prosperado.

El Gobierno de EE UU, a pesar de sus diferencias con el de Argentina, se presentó en la causa para defenderla. También lo hizo la Reserva Federal de Nueva York. El Ejecutivo de Barack Obama considera que el bloqueo del pago sentaría un mal precedente para otros canjes de deuda que puedan requerir en un futuro no muy lejano algunos países europeos.


EL  PAIS, España



No hay comentarios:

Publicar un comentario