que venga el día

«...Y sentao junto al jogón / a esperar que venga el día / al cimarrón se prendía / hasta ponerse rechoncho / mientras su china dormía / tapadita con su poncho»

17/6/09

Plan de sustitución de importaciones



El objetivo es equilibrar la balanza comercial industrial deficitaria, al tiempo de controlar el giro de divisas. De esa forma, además, se busca incentivar la producción local de bienes que se importan. Los casos de calzado, juguetes y electrodomésticos.


“El grita y ella negocia, pero el resultado es el mismo.” Así definieron a Pagina 12 fuentes oficiales la manera en que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y la ministra de Producción, Débora Giorgi, encaran a los empresarios para lograr una estrategia que evite una profundización del déficit comercial del sector industrial. Como una manera de mostrar unidad y acallar los rumores de enfrentamiento entre ambos funcionarios, Producción difundió ayer un comunicado en el que se convoca a sectores para trabajar en proyectos de exportación, junto con la Secretaría de Comercio. Hubo ya reuniones con Calzado, Juguetes y Electrodomésticos. La intención es equilibrar de manera consensuada con el sector privados las exportaciones y las importaciones sectoriales. El Gobierno ofrecerá créditos blandos para que las firmas puedan financiar su nueva matriz exportadora y el tiempo hasta que cobren sus ventas al exterior.

“Trabajamos en políticas activas con el objetivo de promover la sustitución de importaciones para profundizar el proceso de re-industrialización del país, así como también en busca de las exportaciones que nos permitan un equilibrio de la balanza comercial” industrial, señala el texto que difundió el Ministerio de Producción. Giorgi intentó de ese modo dar cuenta de que la “idea de Moreno” es una estrategia “compartida”. En los últimos días el secretario de Comercio se entrevistó con algunos importadores clave para disminuir el giro de dólares comerciales. El pedido concreto de Moreno fue que por cada dólar que importaran debían justificar igual monto en ventas al exterior.

Las primeras restricciones, no obstante, nacieron en Producción. Durante los últimos meses de 2008, esa cartera amplió la lista de productos denominados sensibles, a los que se les aplicaron licencias no automáticas. Incluyeron artículos textiles, calzado y electrodomésticos. Sin embargo, las principales cámaras importadoras denunciaron que las “trabas burocráticas” se habían incrementado: las licencias automáticas pasaron de dos a diez días y las no automáticas de un mes hasta seis. El retraso en los permisos fue denunciado por el presidente del Centro de Despachantes de Aduana, Rubén Pérez. Las entidades elevaron sus reclamos a la Secretaría de Industria, que conduce Fernando Fraguío, un funcionario que quedó relegado luego de que se opusiera a elevar las barreras proteccionistas.

Para evitar los retrasos en los permisos de importación los empresarios se comprometieron ante el secretario de Comercio a limitar sus compras al exterior. Pero Moreno les comunicó que sólo autorizará el ingreso de embarques a quienes exporten otros bienes por un monto idéntico. La manera de fijar restricciones generó malestar en el Ministerio de Producción. “Lo que no se comparte es la forma. El grita y ella usa un tono más delicado para decir lo mismo”, afirmó una alta fuente del Palacio de Hacienda. En el entorno de Giorgi reconocen que la estrategia que intenta imponer Moreno “es compartida”, aunque insisten en que no puede ser una obligación. “Será hasta lo que se pueda hacer”, afirmaron a este diario.

Para mostrar un trabajo en común, la Subsecretaría de Política y Gestión Comercial, a cargo de Eduardo Bianchi, junto a Comercio Interior, anunciaron que convocarán a nuevos sectores industriales para que “presenten proyectos de exportación y así lograr un balance equilibrado de divisas”. El comunicado recuerda que hace dos semanas la Secretaría de Industria recibió a industriales del calzado, luego Comercio se reunió con las cámaras de Juguetes y de Electrodomésticos. Las fuentes reconocen que para destrabar las importaciones “bastará con que se presente un plan”. “Es una tarea conjunta que llevamos adelante con Moreno para lograr una mayor integración nacional y sustitución de importaciones”, dijo Bianchi. En el caso de empresas que no cuenten con un producto exportable, se permitirá que integren consorcios con otras para vender otro producto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario