que venga el día

«...Y sentao junto al jogón / a esperar que venga el día / al cimarrón se prendía / hasta ponerse rechoncho / mientras su china dormía / tapadita con su poncho»

23/4/09

“Enfrentamos al poder económico”


DIPUTADO
EDGARDO DEPETRI
DEL FRENTE PARA LA VICTORIA


“El kirchnerismo se juega su destino el 28 de junio.” El diputado Edgardo Depetri hace su pronóstico con el tono entre solemne y sentencioso que suele emplearse en las jornadas definitorias.

Depetri conversa con Página/12 desde el centro cultural Islas Malvinas de La Plata, un espacio vinculado al Frente Transversal. Hace unas horas, el diputado y dirigente de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) junto al titular del Frente Grande, Eduardo Sigal, encabezó una conferencia de prensa para anunciar que más de diez partidos políticos y movimientos sociales realizarán un acto en el estadio Luna Park en respaldo a la candidatura de Néstor Kirchner. El acto será el lunes 27 de abril a las 18.

“Si no defendemos al Gobierno van a volver las privatizaciones, el corralito y los ajustes, como en la década del noventa”, advierte Depetri. Es probable que el acto cuente con la presencia del propio Kirchner. “Tenemos que construir la unidad para enfrentar al poder económico, que es el que obtura cualquier avance en las políticas de distribución del ingreso, de mayor democracia y mayor soberanía e integración regional.”

–¿Cuál es su pronóstico para el 28 de junio?

–En la elección se juega mucho. Si nosotros hacemos una muy buena elección, el ex presidente Kirchner va a tener mayores posibilidades de conducir a todos esos sectores. Hoy nadie mide mejor que Kirchner no sólo en las encuestas sino también en el sentimiento de la militancia, en el respeto de los dirigentes sindicales, de los movimientos sociales. El destino del kirchnerismo se juega en este proceso electoral. Y también está en juego consolidar el gobierno de Cristina y evitar que la crisis internacional genere pérdidas de puestos de trabajo, que se caiga el salario, que se desfinancie el sector público.

–¿Estamos ante un ciclo agotado?

–Quienes trabajan para el fin de esta etapa son los que dominan el mercado en la Argentina, sea la Mesa de Enlace con las patronales agrarias, sean las grandes empresas nacionales y extranjeras de la Unión Industrial Argentina, los sectores financieros que concentran gran parte del ahorro, y los grupos multimediáticos que compran y venden la información. Están ayudados y alentados por la jerarquía eclesiástica, el sindicalismo empresario y algunas estructuras del PJ cuyo ordenador se llama Eduardo Duhalde. Esos sectores quieren la defensa irrestricta del mercado y garantizar la ganancia de esos grupos empresarios.

–Parece imposible que el kirchnerismo pueda enfrentar tanto poder...

–Noooo. Pero no hay que subestimar la situación, nosotros estamos enfrentando ese poder. Si en la Argentina se asesina a (Héctor, prefecto represor de la ESMA que apareció muerto intoxicado por cianuro) Febres y se secuestra a (Julio) López, es porque detrás hay una decisión de grupos a los que el Gobierno dio de baja en la policía por el gatillo fácil, en el Ejército, en la Marina. Fue una respuesta a nuestra política de derechos humanos. Tampoco nos van a perdonar que hayamos derrotado al ALCA, que tengamos una alianza con Chávez, Evo y Lula, que Cristina haya viajado a Cuba. Si queremos democratizar el mapa de medios con una nueva Ley de Radiodifusión es lógico que los grupos multimediáticos no estén de acuerdo con que se sumen otros actores, con que haya otras imágenes, otras voces en los medios de comunicación.

–¿Qué perspectiva tendrá la derecha peronista en el 2011?

–Los que quieran ir hacia la derecha tendrán un problema, como lo tienen Solá o algunos gobernadores. Porque el poder económico ya no quiere alguien que los represente. El poder económico quiere gobernar por sí mismo y, en ese sentido, el candidato del poder es Macri. Entonces Solá o el que sea llega tarde a querer representar al poder. E inevitablemente tendrán que arreglar con Macri.

–¿Qué le diría usted a los que preguntan si existe alguna posibilidad de que Cristina no termine su mandato?

–Si eso sucediera no sería por la acción del pueblo sino por la imposición de los poderes económicos, por los intereses de los poderosos y de los que han acumulado fortuna y conciben un país en que el pueblo puede vivir con hambre mientras ellos tienen ganancias extraordinarias.

–¿Se está produciendo un cambio cultural en la sociedad?

–Hay mucho individualismo, hay mucha desideologización y eso se nota más en los sectores medios. La derecha está poniendo una agenda que trata de debilitar al Gobierno. Buscan arrinconarlo, debilitarlo, saquearlo. Esas usinas trabajan sobre lo peor de la gente. Yo no creo en el hombre nuevo de una vez y para toda la vida. Todos los días hay que pelear contra el individualismo, la corrupción, contra el creerse más que el otro. Hay que entender que es necesario unirse, compartir, ser solidario.



No hay comentarios:

Publicar un comentario